Seguro que en los últimos años habéis oído mucho esta palabra: “circular” pero ¿cómo se aplica a la moda y qué significa?

El idea de moda circular está basada en el concepto de economía circular presentado por la fundación Ellen MacArthur.
La moda circular puede ser definida como: “Prendas que han sido diseñadas y producidas con la intención de ser usadas y circular de forma responsable y efectiva en la sociedad por el mayor tiempo posible en estado óptimo y que cuando ya no puedan usarse y tengan que ser descartadas, puedan volver a la biosfera de forma segura.  (Anna Brismar 2017)

 

Os dejo este vídeo que explica más en profundidad el concepto de economía circular en el sector textil:

 

¿Por qué es importante cambiar el modelo?

A día de hoy, la moda a nivel general es un sistema lineal. Se producen toneladas de ropa que una vez usadas se desechan y acaban principalmente en vertederos.

En la moda circular, cada parte de la vida útil de una prenda, es cíclica. Empieza con el diseño. Un diseño atemporal con materiales de calidad alargaría la vida de esa prenda posibilitando ser utilizada por mucho más tiempo. Los materiales con los que se hace esa prenda son muy importantes, yo diría que clave. Son ecológicos? Son biodegradables? Qué tintes se han utilizado? Tiene materiales tóxicos que contaminarán al ser desechados? Si la prenda se va a reciclar hay que pensar si el tejido tiene más de un componente, ya que esto dificulta el reciclado.

Dentro de la moda circular, lo ideal sería que la prenda una vez queramos desecharla, se donase, revendiera, cambiase, etc. Si estuviera desgastada siempre puede arreglarse o recurrir al upcycling para darle un nuevo uso.

En otros artículos de nuestro blog os contamos qué hacer con la ropa que no usas y cómo darle una nueva vida.

Os dejo este documental: “ Fashionscapes; A circular Economy” producido por Livia Firth, la cofundadora de Eco-age.

 

 

En el vídeo, Firth hace hincapié en la problemática del poliéster y de que la industria está cada vez más volcada en los materiales sintéticos (representa el 60% de las fibras textiles producidas a nivel mundial) Se pone en duda si estos materiales sintéticos pueden a ser realmente circulares ya que es un material que nunca se descompone, por lo que nunca desaparece. Incluso se habla de que el plástico reciclado sigue siendo un problema ya que cuando esas prendas de ropa, hechas con restos de plásticos, se desechan, siguen contaminando.

 

¿Es la moda circular la solución?

En parte sí, ya que supone un cambio en el sistema, en la manera como funciona industria. Aunque hay muchas otras cosas que hay que hacer a parte de aplicar la circularidad. Estas son algunas de ellas:

-Hay que mejorar los procesos de producción para generar menos residuos y alargar la vida útil de las prendas.

– Utilizar energías renovables

– Reducir los residuos durante el transporte, distribución y en packaging. Sino mejorarlos para que sean también circulares y no contaminen.

– Se deberían dejar de producir materiales plásticos ya que nunca se degradan y por mucho que sigamos reciclando, siempre van a contaminar. El reciclado es solo un parche.

– Potenciar el uso de fibras naturales biodegradables que no tengan aditivos químicos ni tintes tóxicos y así reducir o eliminar la carga tóxica que se vierte a los ríos y mares.

– Atajar el problema del sobre stock con sistemas como el de preventa, el made to order o el alquiler.

 

 

Creo que en los últimos años se están produciendo cambios importantes, sobretodo a nivel social y de concienciación, pero todavía queda mucho por hacer para llevar a la realidad el gran cambio dentro de la industria de la moda. Creo que es responsabilidad de todos. Cada decisión cuenta, cada persona que cambia sus hábitos hacia unos más sostenibles, cuenta.

Los grandes cambios vienen impulsados por la unión de muchas personas con una gran pasión y un propósito firme y noble. No hace falta que seamos millones, poco a poco, este grupo de personas inspira al resto y el cambio se produce.

 

Feliz semana!