Las 5 R’s de la moda sostenible

¿Sabías que de media una prenda es usada de 7 a 10 veces antes de desecharla?

Hoy en día compramos 4 veces más prendas que en los años 90, lo que se traduce en un consumo de 8,5 kilos por persona en prendas según el Global Fashion Agenda.

La industria textil es responsable del 10% de todas las emisiones C02 del planeta, lo que la sitúa en la segunda industria más contaminante del mundo.

Estos datos son generados por marcas que priorizan una producción en masa, dejando de lado el planeta mediante el uso de químicos que perjudican el ecosistema y nuestra salud.

Llegados a este punto, debemos cuestionarnos si queremos consumir moda de manera consciente y responsable. Hoy en día, el número de marcas sostenibles han aumentado considerablemente, pero a parte de comprar moda ética y sostenible, tenemos muchas otras cosas que podemos hacer para reducir nuestro impacto medioambiental.

En Hupit nos gusta ver las prendas como una inversión ética y a largo plazo, ya que esta prenda está destinada a formar parte de tu armario durante mucho tiempo y se ha fabricado respetando al máximo el medio ambiente. Al elegir una prenda de Hupit tienes la certeza de que nuestra prioridad es la sostenibilidad, ya que apostamos por la calidad frente a la cantidad.

La inversión en piezas de calidad te garantiza una larga vida útil del producto, el cual podrás disfrutar en diferentes ocasiones e incluso podrán pasar de generación en generación.

Estas son las 5 R de la moda sostenible que nos ayudan día a día a comprar de forma más responsable:

Reducir

Hay que evitar comprar de forma compulsiva, ya que de nada sirve comprar de forma desmedida prendas, para luego utilizarlas 5 veces, bien porque ya se han desgastado o porque no les encontramos más usos ya que no nos resultan prácticas o ya no nos identificamos con su estilo.

Hay que valorar cada prenda, y el proceso que lleva detrás. De esta forma, invertir en prendas de mayor calidad y básicas es esencial para crear un armario duradero y versátil.

Nuestra recomendación, es que cuando vayas a comprarte algo, primero pienses con qué prendas de tu armario lo podrías combinar, y para que ocasiones lo utilizarás. Si te vienen a la cabeza más de 10 combinaciones de outfits y diferentes ocasiones, entonces es la prenda adecuada para formar parte de tu armario.

 

Recuperar

Es posible alargar la vida de tus prendas. Puede que se le haya caído un botón, estropeado la cremallera o descosido alguna parte. Pero eso no significa que ya no sirva.
Has oido hablar del Kintsugi? Es la práctica japonesa de reparar la cerámica rota. Ellos piensan que esos remiendos le aportan belleza y unicidad a la pieza. Ellos utilizan el término Wabi-Sabi, que significa la belleza de la imperfección. Si quieres saber más sobre esta interesante filosofía: https://es.wikipedia.org/wiki/Wabi-sabi

Siempre puedes reparar tú misma tus prendas, pero si no es lo tuyo puedes preguntar a algún familiar que sí sepa, o incluso puedes acudir a alguna modista de tu pueblo o ciudad.

 

Reutilizar

Esta es la parte favorita de los más creativos y manitas. Dar una segunda vida a esa prenda que ya no utilizas. La suerte es que puedes hacer desde unas transformaciones radicales a otras mucho más básicas que cualquiera puede hacer.

Se puede renovar por ejemplo de unos vaqueros a un bolso, o de una camisa a un top, de un vestido a una falda y top, hay infinitas posibilidades. Pero también hay opciones para los menos habilidosos, como por ejemplo pasar de una camiseta a un ‘croptop’, hacer ‘tie dye’ en alguna camiseta desgastada, transformar un jersey en un cárdigan o rebeca… Hay infinitas posibilidades, solo es cuestión de probar y probar.

Existen tutoriales en youtube y también plataformas especializadas en upcycling como https://www.upcyclick.net  en las que renuevan tus prendas para darles una segunda vida. Hacen maravillas adaptando la ropa que ya tienes a las tendencias del momento. Estas prendas tienen un valor añadido ya que son son únicas y diferentes.

 

Reciclar

Esta es la más conocida, y la que más años lleva en nuestro día a día. Ya que por suerte cada vez somos más los que reciclamos todos los residuos de casa.

En cuanto a las prendas, aunque no lo parezca hay diversas opciones, según tus preferencias, o te venga mejor. Una de las opciones es donar a asociaciones/ONGs, ellos siempre agradecerán ese granito de arena que les puede ayudar enormemente.

También se puede vender o intercambiar a través de plataformas online. Cada día hay mas aplicaciones destinadas a la venta de objetos de segunda mano, algunos especializados en electrónica, otros en prendas y accesorios y otros más generales. Algunas de las plataformas online con las que más familiarizadas estamos nosotras es con Wallapop y Vinted, pero como os decía, hay muchas más y podéis buscar la que más se adapte a vuestras necesidades. Pero si lo tuyo no es la tecnología, puedes llevarla a una tienda física de segunda mano que haya en tu ciudad.

 

Reinventar

Con Pinterest (por ejemplo) de nuevo como aliado y un par de tutoriales de YouTube, abre tu armario y piensa en nuevas combinaciones de prendas. Lo más divertido de la moda es que tienes la opción de ser tú misma, y de innovar con tus combinaciones según te apetezca. Hace unos años las zapatillas sólo se usaban para hacer deporte y ahora van casi con cualquier look para darle un toque casual. Sé creativa y combina prendas sin miedo.

 

Entonces… ¿Te unes con nosotras a las 5 R de la Moda Sostenible?

Leave a Reply

Your email address will not be published.